Skip to main content

ODS 7:
ENERGIA ASEQUIBLE Y NO CONTAMINANTE

LA ENERGIA NOS MANTIENE EN MOVIMIENTO

Por un uso de energia más consciente

La energía juega un papel fundamental en el desarrollo de las sociedades, impulsando el crecimiento económico, mejorando la calidad de vida y garantizando el bienestar de las comunidades. Sin embargo, es esencial que esta energía sea asequible y, al mismo tiempo, no cause daños irreparables al medio ambiente.

En este sentido, el Objetivo de Desarrollo Sostenible 7 (ODS 7) establecido por las Naciones Unidas tiene como objetivo garantizar el acceso a una energía asequible, confiable, sostenible y moderna para todos. Esto implica promover el acceso a servicios energéticos asequibles, mejorar la eficiencia energética, aumentar la proporción de energía renovable en el consumo energético global y fomentar la inversión en infraestructuras energéticas sostenibles

Acceso a energía sostenible en comunidades locales

La energía sostenible

Se obtiene de fuentes renovables (solar, eólica, hidroeléctrica, biomasa y geotérmica) y que se utiliza de manera eficiente, minimizando su impacto negativo en el medio ambiente. Se basa en prácticas energéticas responsables que no agotan los recursos naturales y no generan emisiones contaminantes.

Se obtiene a través de tecnologías y sistemas eficientes que maximizan el rendimiento y minimizan las pérdidas durante la producción, distribución y consumo.

Falta de acceso a la energía en las comunidades locales

La falta de acceso a la energía dificulta el acceso a la educación, la salud, la seguridad, la comunicación y el desarrollo económico.

Además, depender de fuentes de energía contaminantes y poco saludables, como la quema de biomasa o combustibles fósiles de baja calidad tiene graves repercusiones para la salud de las personas, ya que la exposición a humos tóxicos y la contaminación del aire aumentan el riesgo de enfermedades respiratorias y otros problemas de salud.

Beneficios económicos, sociales y ambientales

La implementación de soluciones sostenibles tiene beneficios económicos, sociales y ambientales. Impulsa el desarrollo económico al crear empleo en sectores como la energía renovable y tecnologías eficientes. Mejora la calidad de vida al proporcionar acceso a servicios básicos y tiene un impacto positivo en la salud y el bienestar de las comunidades. Además, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, disminuye la contaminación y protege los recursos naturales y la biodiversidad. Las soluciones sostenibles generan un triple impacto positivo en la economía, las personas y el medio ambiente.

Importancia de la energía
sostenible y asequible

Es un pilar fundamental para el desarrollo sostenible de las comunidades locales. Permite cubrir las necesidades básicas de la población, como la iluminación, la calefacción, el acceso a tecnologías de comunicación y el funcionamiento de servicios esenciales como la salud y la educación.  Por otro lado, la sostenibilidad en el uso de la energía es crucial para preservar nuestro planeta y enfrentar los desafíos del cambio climático. El modelo energético actual, basado en combustibles fósiles, genera emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global y sus consecuencias. 

Políticas y estrategias para promover el acceso a la energía sostenible

Fomento de las fuentes de energía renovable

Incentivar la inversión en tecnologías y proyectos que aprovechen energías como la solar, eólica, hidroeléctrica, biomasa y geotérmica, que proporcionan una fuente sostenible y limpia de electricidad. Además, hay que reforzar la integración de las energías renovables en la red eléctrica, promoviendo la generación distribuida y el autoconsumo. Para ello, es fundamental fomentar el desarrollo de tecnologías más eficientes y rentables para aprovechar al máximo el potencial de estas fuentes.

Mejora de la eficiencia energética 

Promover prácticas y tecnologías que reduzcan el consumo de energía y optimicen su uso, entre ellas se incluyen  la implementación de sistemas de iluminación y climatización eficientes, el uso de electrodomésticos y equipos energéticamente eficientes, y la adopción de prácticas de gestión energética en edificios, industrias y transporte. Asimismo, es importante promover la concienciación y educación sobre la importancia del ahorro energético, tanto a nivel individual como de empresa y comunidad.

Impulso de la electrificación rural y descentralizada

Implica llevar servicios energéticos a comunidades que aún no cuentan con acceso a la red eléctrica convencional, implementando sistemas de generación distribuida, como paneles solares y mini redes eléctricas locales. Es fundamental promover la participación comunitaria en la planificación y gestión de estos proyectos, teniendo en cuenta las necesidades y particularidades de cada comunidad. Esto asegurará la sostenibilidad y viabilidad a largo plazo.

Innovaciones y tecnologías emergentes en el sector del agua y saneamiento

El sector de la energía sostenible está experimentando constantes avances tecnológicos que están revolucionando la forma en que se genera, se almacena y se gestiona la energía. En este apartado, exploraremos algunas de las tecnologías y soluciones innovadoras que están impulsando la transición hacia un sistema energético más sostenible.

ENERGÍAS RENOVABLES

Las energías renovables, como la solar, eólica, hidroeléctrica y biomasa, desempeñan un papel fundamental en la generación de energía limpia y sostenible. Estas fuentes de energía aprovechan los recursos naturales de manera renovable y no generan emisiones dañinas para el medio ambiente.

ALMACENAMIENTO Y GESTIÓN INTELIGENTE 

Es esencial para garantizar un suministro estable y confiable de energía proveniente de fuentes renovables. Soluciones como las baterías y tecnologías de almacenamiento térmico, permiten almacenar el exceso de energía producida durante períodos de alta generación y utilizarla cuando es necesaria. Además, la gestión inteligente de redes eléctricas optimiza la distribución de energía y su uso eficiente.

TECNOLOGÍAS DIGITALES Y LoT

La digitalización y el uso de tecnologías de Internet de las cosas (IoT) están revolucionando la gestión energética. Estas tecnologías permiten la monitorización en tiempo real, el control remoto y la optimización de los sistemas energéticos. A través de la recopilación y análisis de datos, se pueden identificar patrones de consumo y realizar ajustes precisos para mejorar la eficiencia energética.

Acciones y recomendaciones para promover la energía sostenible

Estas acciones y recomendaciones son fundamentales para avanzar en la promoción de la energía sostenible a nivel local y global. El compromiso y la colaboración de todos los actores involucrados son clave para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 7 y garantizar un acceso universal a una energía asequible, confiable, sostenible y moderna.

1

Innovación y desarrollo tecnológico en el sector energético

Es fundamental fomentar la investigación y el desarrollo de tecnologías energéticas más eficientes y sostenibles. Se requiere una mayor inversión en investigación y desarrollo para impulsar la innovación en áreas como el almacenamiento de energía, la eficiencia energética y las energías renovables.
2

Fortalecimiento de políticas y marcos regulatorios

Los gobiernos y las instituciones deben fortalecer las políticas y los marcos regulatorios que fomenten la adopción de energía sostenible. Esto incluye la implementación de incentivos financieros, la eliminación de barreras regulatorias y la promoción de normativas que impulsen la transición hacia un sistema energético más sostenible.
3

Colaboración y cooperación entre diferentes actores

Es necesario establecer alianzas y sinergias para compartir conocimientos, recursos y experiencias, y trabajar de manera conjunta hacia el objetivo común de lograr un acceso asequible y no contaminante a la energía.

Kiwa: Promoviendo la energía sostenible a nivel local

En Kiwa, nos enorgullece contribuir a la promoción de la energía sostenible a nivel local. Creemos firmemente en la importancia de garantizar un acceso asequible y no contaminante a la energía para todos. Trabajamos de la mano con gobiernos locales para impulsar la transición hacia un sistema energético más sostenible y responsable. A través de nuestra experiencia en certificación y formación en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, nos comprometemos a seguir trabajando en estrecha colaboración con las comunidades locales para facilitar el acceso a la energía sostenible. Juntos, podemos marcar la diferencia y construir un futuro más sostenible y próspero.

HACIA EL ODS 7

Medición y progreso

Es fundamental contar con indicadores claros y métodos de medición para evaluar el progreso hacia el objetivo de energía asequible y no contaminante. En esta sección, exploraremos los principales indicadores utilizados y los métodos de recolección de datos en el ámbito local.

Desafios y recomendaciones

Existen diversos desafíos que afectan la medición, como la falta de recursos y capacidades técnicas, la falta de colaboración entre actores involucrados y la falta de estandarización de los indicadores. Para hacerles frente es necesario fortalecer los sistemas de recolección de datos, mejorar la coordinación entre los diferentes actores y establecer estándares claros y consistentes.

 

Indicadores clave para medir el avance en el ODS 7

Es fundamental contar con indicadores claros y métodos de medición para evaluar el progreso hacia el objetivo de energía asequible y no contaminante. En esta sección, exploraremos los principales indicadores utilizados y los métodos de recolección de datos en el ámbito local.

1

Acceso a energía sostenible

Se utilizan indicadores como la proporción de la población con acceso a electricidad, el porcentaje de energía renovable en la matriz energética, la eficiencia energética en diferentes sectores y el acceso a tecnologías de energía limpia. Estos permiten realizar un seguimiento de los avances e identificar las áreas de mejora.
2

Sostenibilidad energética

Capacidad que tienen los sistemas energéticos para satisfacer las necesidades actuales sin comprometer a futuras generaciones. Estos indicadores incluyen la intensidad energética, la proporción de energía renovable sobre el consumo total, la inversión en I+D de tecnologías sostenibles, y la reducción de emisiones de gases.
3

Recolección de datos

Se realiza a través de encuestas, censos, mediciones de consumo de energía, informes de instituciones y organismos gubernamentales, y bases de datos internacionales. Estos datos se recopilan a nivel local, regional y nacional para tener una visión completa de la situación y el progreso realizado.
4

Monitoreo y seguimiento

A través de informes periódicos que evalúan los avances en términos de acceso a la energía asequible, incremento del uso de energía renovable, mejora de la eficiencia energética y reducción de emisiones. Estos informes permiten identificar desafíos, establecer metas y diseñar políticas y acciones.

Inscríbete

Rellena el siguiente formulario con todos los datos necesarios para inscribirte. No te quedes sin plaza.